Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

Europa / España
 
 
VACACIONES

Tradición, folclore y las mejores sorpresas en la Navidad vasca

Historia y viejas tradiciones van de la mano en unas fechas donde lo cristiano y lo pagano se unen. Una ocasión para disfrutar de una navidad única en Euskadi.
 
Sorpresas, ilusiones y diversión son factores que hacen estar más dispuesto a cambiar o a esperar algo nuevo. Las navidades son unas fechas donde muchos, además de dedicar tiempo a las reuniones familiares aprovechan estas vacaciones para organizar una escapada. Como no podía ser de otra manera, todos los rincones de Euskadi se entregan de manera muy especial a estas fechas. Así, árboles, espectaculares luces y belenes decoran tanto las calles como los hogares vascos en Navidad. Esta Navidad merece la pena ser conocida por las tradiciones que guarda y sus atractivas peculiaridades.

Cabalgata del Olentzero

Cabalgata del Olentzero


Si bien en Euskadi los Reyes Magos continúan siendo parte de la tradición navideña, el personaje más singular indiscutible de la Navidad vasca es Olentzero. Su origen es anterior a la cristianización y se ubica dentro de las celebraciones del solsticio de invierno. El cristianismo adaptó las antiguas costumbres locales a sus nuevas creencias y este personaje se convirtió en el anunciador de la noticia del nacimiento de Jesús. Así, en la víspera de Navidad, este carbonero, granjero o pastor -dependiendo de la zona- siempre gordo, desharrapado y de buen comer, desciende del monte y regresa a su pueblo para anunciar buenas noticias, siempre acompañado de su séquito de Galtzagorris, Basajaun y las Lamias.

En Hondarribia, aparte de traer una pipa, un capón, algunos huevos y un bote de vino, usualmente tiene una cola hecha de bacalao, y si un Olentzero es erigido permanente en el pueblo, una barbacoa es puesta junto a él donde las sardinas son repartidas gratis a los visitantes.

Villancicos frente al 'Kursaal Palace' de San Sebastián

Villancicos frente al 'Kursaal Palace' de San Sebastián


En la actualidad es una imagen que se pasea, la noche de Nochebuena, a hombros por las calles de los pueblos y ciudades o también un personaje de carne y hueso y, como a otros personajes, los niños y niñas le piden regalos que él repartirá en sus casas. Durante el desfile, las personas que lo acompañan cantan villancicos y uno específico sobre el personaje.

Otra tradición de la Navidad en Euskadi es el llamado 'ritual del pan'. Consiste en bendecir este alimento, haciendo la señal de la cruz con un cuchillo y después, se corta un trozo con el que uno se santigua y se guarda hasta el año siguiente. Según la creencia popular, este pan no se enmohecía y al final de la cena lo comía el perro de la casa que, de esta manera, se veía libre del mal de la rabia.

Mercado de Santo Tomás de Bilbao<br>

Mercado de Santo Tomás de Bilbao


Una época para recorrer Euskadi


Además de las tradiciones populares, muchos de los rincones de Euskadi dedican una de sus mejores fiestas a la Navidad. La Nochebuena se vive de manera especial en la localidad de Labastida (Rioja Alavesa), donde recordando probablemente antiguas misas del gallos escenificadas, grupos de pastores capitaneados por un cachimorro -personaje que recuerda a un bufón medieval- y cubiertos de pieles recitan antiguas coplas y ejecutan sencillas danzas.

Otro lugar interesante para visitar es Lazkao, en la provincia de Guipúzcoa; ya que desde el siglo XVII, representa el primer domingo después de Reyes una escena de la huída de la Sagrada Familia a Egipto. Es la "astotxo festa" o fiesta del burro, en la que este animal es el principal y verdadero protagonista.

En las fechas previas a Navidad, la Feria de Santo Tomás -el 21 de diciembre- se rememora anualmente la jornada en la que los campesinos se acercaban a la ciudad a pagar sus tributos y vender sus mejores productos. Si es amante de la gastronomía, esta cita es de obligada visita. Se celebra en Bilbao y San Sebastián, donde se organiza un gran mercado donde los Pintxos, el Txacoli, las trufas o dulces de la tierra se prestan a ser degustados.

Bahía de San Sebastián

Bahía de San Sebastián


Ante todo, la Navidad es una época que ilusiona a los niños y para ellos se han diseñado multitud de actividades en las capitales de Euskadi. Es el caso del Parque Infantil de Navidad del Bilbao Exhibition Center o la intensa programación teatral para los más pequeños de Bilbao, además, los talleres familiares e infantiles que acoge Vitoria-Gasteiz durante estas semanas, se suman a una agenda cultural frenética en todas las áreas de cada ciudad: conciertos, danza, ballet, salas de exposiciones o rutas guiadas especiales.

Euskadi vive de forma intensa su Navidad. Escenarios singulares, una agenda apretada para todos los públicos, tradiciones arraigadas y una gastronomía reconocida en todo el mundo esperan a todos los afortunados que se acerquen a este destino en Navidad. Para más información: www.euskaditurismo.net
OcioGo | 24 de Diciembre de 2013